Inicio

 

  El Trabajo a Realizar

 

Triple Proyecto
Jerárquico

 

Un Triángulo de
Poder Espiritual
en el Cono Sur

 

 

------------------------

 

 

La Gran Invocación

 

Red de Triángulos

 

Meditaciones
de Plenilunio

 

Los Libros Azules

 

Libros de V.B.A.

 

Movimiento de
Buena Voluntad

 

Nuevo Grupo de
Servidores del Mundo

 

 

-------------------------------

Vicente Beltrán Anglada


Vicente Beltrán Anglada

Libros   |   Conferencias

-------------------------------

 

 

Shamballa

 

La Jerarquía
Espiritual Planetaria

 

Evolución Dévica
o Angélica

 

Magia Organizada
Planetaria

 

-----------------

 

Contacto

 

                                                                     

  

 


[ El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo ]
 

 

6. Requisitos para los Miembros

 

 

1. El personal de grupo es conocido sólo por los Hermanos Mayores de la raza, y no se guarda registro de los nombres. Sólo deben existir tres requisitos principales:

i.  Es esencial cierto grado de unificación entre el alma y su mecanismo, y debe estar alineada y activa la triplicidad interna alma-mente-cere­bro, que en la mayoría está generalmente aletargada.

ii.  El cerebro debe ser telepáticamente sensible a voluntad, en dos direcciones. Debe ser consciente del mundo de las almas y también del mundo de los hombres.

iii. Debe haber capacidad para pensar en forma abstracta o sintética, lo cual permitirá al hombre salvar las barreras raciales y religiosas. Cuando se posee tal capacidad, hay también una firme creencia en la continuidad y correlación de la vida después de la muerte.

En resumen, debe observarse que los grupos del pasado han representado ciertos aspectos de la verdad y demostrado ciertas características de rayo. El nuevo grupo expresará todos los aspectos e integrará a miembros de todos los rayos. La mayoría de los trabajadores de los numerosos grupos llevaron adelante ciertos detalles del plan, agregando su parte de energía al impulso progresivo de la humanidad; poro exceptuando algunos místicos destacados como Meister Eckhart, la mayoría lo ha efectuado sin comprender verdade­ramente lo que estaba realizando, y sin captar la relación de cuerpo-alma, que conduce al trabajo realmente inteligente. Han sido esencialmente grupos de personalidades, con ese toque de genio que indica cierto contacto con el alma. El grupo ahora en formación, está compuesto por aquellos que son conscientes de la realidad del alma y ha establecido un verdadero y perdura­ble intercambio egoico; consideran la mente, las emociones y la naturaleza corpórea, simplemente como un mecanismo, por el cual pueden establecerse los contactos humanos; deben realizar su trabajo tal como lo conciben, por medio de este mecanismo, actuando bajo la dirección del alma. Por lo tanto, son almas vivientes que trabajan a través de personalidades, pero no a través de personalidades activadas por ocasionales impulsos egoicos. Los miembros de los distintos grupos fueron todos más o menos unilaterales, y sus talentos estuvieron encauzados en alguna línea específica. Demostraron la capacidad de escribir como un Shakespeare, pintar como un da Vinci, producir obras maestras como un Beethoven, o lograr cambios mundiales como Napoléon. Pero el nuevo tipo de trabajador grupal es un individuo completo, con capacidad para hacer casi todo lo que se propone, con el impulso fundamen­tal de trabajar preferentemente en niveles mentales más que en el plano físico, Por consiguiente es de utilidad para la Jerarquía, porque puede ser utilizado de distintas maneras, y su flexibilidad y experiencia y su contacto estable pueden subordinarse a los requisitos del grupo.

El verdadero exponente de este nuevo tipo grupal no aparecerá, por supuesto, antes de muchas décadas. Será un verdadero acuariano con un toque universal e intensa sensibilidad; tendrá un mecanismo mental bien organizado, un equipo astral que responda principalmente a las vibraciones espirituales superiores, un cuerpo de energía poderosos y controlado y un cuerpo físico sano, aunque no robusto, como comúnmente se dice. (4-302/4).

2. Quizás me pregunte: ¿qué impide a un hombre ser miembro de tal grupo? Digo con énfasis que sólo cuatro cosas impiden su afiliación:

Primero, una personalidad no coordinada. Esto implica necesariamente una mente sin entrenamiento y un intelecto débil.

Segundo, el sentido de separatividad, de diferenciación y de superioridad, respecto a sus semejantes.

Tercero, la posesión de un credo. No importa cuán bueno sea, inevitable­mente produce exclusividad. Siempre excluye a alguien.

Cuarto, el orgullo y la ambición.

También preguntarán, ¿cómo cualificarse uno mismo? Las reglas son tres y sencillas. Primero, aprendan a practicar la inofensividad; segundo, no deseen nada para el yo separado, y tercero, busquen el signo de la divinidad en todo. Tres reglas sencillas, pero muy difíciles de realizar.

Detrás de ese grupo de místicos, que incluye a los pensadores (repito la palabra pensadores) de todos los sectores del pensamiento y del conocimiento humanos, se encuentra la Jerarquía de Maestros, y entre estos dos grupos también existe un conjunto de instructores, del cual formo parte. Ellos actúan como intermediarios y transmisores de energía. Repito y pido nuevamente que presten atención, pues este grupo que se va formando lentamente y es extraído de todos los grupos imaginables de pensadores y hombres inteligen­tes. Sin embargo, y esto sorprenderá a algunos, no hay entre ellos muchos de los así llamados ocultistas. Esto se debe a que los ocultistas son numéricamente pocos en relación con las masas, y también a su tendencia al sectarismo, exclusi­vidad y autoestimación. Los trabajadores humanitarios y altruistas se encuentran entre ellos; los dirigentes políticos, los economistas y los científicos de los laboratorios del mundo también están allí, y los eclesiásticos y adherentes de todas las religiones del mundo, como también los místicos prácticos y unos cuantos ocultistas. El verdadero ocultista es raro de encontrar. (4-313/4)

3. Este grande y espiritual agrupamiento de servidores está superficialmente vinculado en el plano físico; en el plano astral el vínculo es más fuerte y se basa en el amor a la humanidad, y en el plano mental se establece un vínculo mayor desde el punto de vista de los tres mundos, como un todo. Por lo tanto, es evidente que en el individuo deben efectuarse ciertos desarrollos antes de que pueda llegar a ser, conscientemente, un miembro activo del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, grupo principal que, en la actualidad, trabaja definidamente bajo la Ley del Progreso Grupal:

i.   El individuo tienen que haber despertado el centro cardíaco y exte­riorizar su conducta en tal forma, que el corazón se vincule rápida­mente con los centros cardíacos de por lo menos ocho personas. Entonces el centro cardíaco del Logos planetario podrá ocultamente absorber los grupos formados por nueve aspirantes conscientes. A través del centro cardíaco, Su vida afluirá y los miembros del grupo contribuirán con su cuota de energía a las influencias de la vida que circulan a través de Su cuerpo. La información que antecede es sólo de interés para quienes han despertado espiritualmente, y significará poco o nada para quienes aún duermen.

ii. El centro coronario debe estar también en proceso de despertar, y la capacidad para “mantener la mente firme en la luz” debe estar algo desarrollada.

 

iii.  Tiene también que emprender alguna actividad creadora, y el servidor debe estar activo en algunos de los movimientos humanitarios, artís­ticos, literarios, filosóficos o científicos.

Todo esto implica la integración y el alineamiento de la personalidad y esa simpatía atractiva y magnética que de un modo u otro caracteriza a los discípulos. Así, desde el punto de vista esotérico, existen en el individuo ciertos grandes triángulos de energía y, en consecuencia, en mayor grado en la humanidad. (15-160/1).

4. Las afiliaciones políticas y religiosas a que pertenece un individuo pueden ser fuertemente sustentadas e inspirarle su verdadera lealtad, y sin embargo no le impedirán tomar parte activa en el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo. Tampoco le imposibilitarán actuar activamente en pro de la buena voluntad mundial, ni serán una barrera para la sensibilidad espiritual que hace al hombre susceptible a la impresión espiritual superior interna.

Los servidores de la Jerarquía espiritual y los discípulos del mundo existen en todas las naciones; son leales a la ideología de esa nación o a las tendencias políticas de un pensamiento o gobierno; los miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo pertenecen a todo credo político y reconocen la autoridad de cualquier religión imaginable. Las personas de buena voluntad actúan en todos los grupos, no importa cual sea su ideología, credo o creencia. La Jerarquía no busca colaboradores en una determinada escuela de pensa­miento, credo político o gobierno. Extrae sus miembros de todos ellos y colabora con todos. Esto lo he dicho frecuentemente, sin embargo, les cuesta creerlo, pues la mayoría de ustedes están plenamente convencidos de que su creencia y aceptación peculiares de la verdad son las mejores y verdaderas. Lo serán para ustedes, pero no para quienes tienen otra creencia, nacionali­dad o religión. (15-558)

 

 

El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo  –  NGSM 
    1. Clasificación de la Humanidad     2. Antecedentes Históricos   
    3. Origen del NGSM     4. Organización del NGSM

    5. Características del NGSM

    6. Requisitos para los Miembros

    7. Miembros del NGSM

    8. El Símbolo del Grupo

    9. Reuniendo a los Hombres de Buena Voluntad

   10. Misión del NGSM

   11. Actividades y Técnicas

   12. Peligros que debe evitar el Grupo

   13. Entrenamiento de los Servidores

   14. La Situación Actual

   15. Introduciendo la Nueva Era

   16. El Futuro del Grupo

   17. Trabajo Creador

   18. Ritmo Cíclico del Trabajo del NGSM
   19. El Plan para la Humanidad    20. Impresión del Plan
   21. Manifestación del Amor Grupal    22. Etapa de Desarrollo del Discípulo
   23. La Exteriorización de la Jerarquía    24. Preparación para la Reaparición de Cristo
   25. Conclusión

Descargar libro    |    Comprar libro

El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo  –  NGSM 

 

 

 

 

Abriendo espacios de servicio para hombres y mujeres inteligentes y de buena voluntad

"Que la Humanidad constituya vuestro campo de servicio y pueda decirse de ustedes que, conociendo los hechos espirituales fueron parte dinámica de los mismos, que no se diga que conocían estas cosas y no hicieron nada ni se esforzaron por hacerlo. Tampoco permitan que el tiempo se deslice cuando trabajan."                                            

                                                                                                                              Maestro Tibetano Djwhal Khul

 

 

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares