[ Red de Triángulos ]


Ampliar el trabajo de Triángulos, de manera que, subjetiva 

y etéricamente, la luz y la buena voluntad puedan abarcar la Tierra.

 

 

 

 

 

Triángulos: Doce Preguntas Importantes


 

 

                                                                              
1.  ¿Qué son los Triángulos?

La palabra “Triángulo” es a la vez atrayente y portadora de imagen. Se describe el triángulo como una actividad que crea y mantiene una Red de Luz y de Buena Voluntad alrededor del planeta. Tal es la base fundamental de los Triángulos y la comprensión de su verdadera significación empieza ahí.

Para llegar a una solución válida y correcta de sus numerosos problemas en el plano global, la humanidad tiene necesidad de más iluminación mental, más “Luz” sobre su camino, más Buena Voluntad en las inevitables interrelaciones del esquema y las estructuras de una sociedad civilizada y moderna. Se ha llamado a la Buena Voluntad el factor “X” pues, cuando se la utiliza, en no importa que situación, produce en el corazón y el espíritu, un cambio en proporción a la sinceridad y a la intención de aquellos que manejan este poder para el bien, y que son sensibles a su nota. El resultado del trabajo cotidiano de los miembros de Triángulos es que “una Red de Luz y de Buena Voluntad rodea al planeta”.

La Red de Luz, transmitiendo e irradiando la energía de buena voluntad, afecta no solamente a los miembros de Triángulos en su trabajo cotidiano sobre el plano espiritual, sino que todos los hombres y mujeres de buena voluntad son estimulados no importa donde se encuentren, por la irradiación magnética de la Red de Voluntad al Bien.

La Red es una realidad práctica y efectiva. La interconexión de las relaciones creadas en los éteres, por el poder del pensamiento y de la intención espiritual de todos los miembros de Triángulos, impregna la conciencia humana. Esta se manifiesta por el comportamiento humano, por los actos y las opiniones, por la forma en que son tomadas las crisis y son resueltos los problemas. En todas las épocas, las relaciones personales, nacionales e internacionales reaccionan a la nota predominante en la conciencia humana.

Todos los miembros de la Red de Triángulos, por su invocación de la Luz, del Amor y de la Voluntad al Bien, en nombre de toda la familia humana, rebasan todos los límites sociales, nacionales, económicos, religiosos e ideológicos y ayudan al establecimiento de una sencilla buena voluntad y comprensión amorosa entre los hombres.

Las nuevas realizaciones técnicas han aproximado geográficamente a todos los países. Ello nos ha permitido comprender que las posibilidades de destrucción eran mucho más terroríficas como nunca antes habían estado dispuestas. Los lazos económicos entre diferentes países son más estrechos que antes. Así pues nos hallamos hoy ante una situación caracterizada por una interdependencia internacional creciente, rica en posibilidades, pero igualmente cargada de peligros ayer desconocidos.

Tal es el mundo que debemos manejar. Tal es el mundo que cada hombre, los diferentes gobiernos, pero también la colectividad, deben abordar de forma nueva. Nuestro problema es el de utilizar lo que el hombre ha creado, para beneficio del hombre y no para su destrucción. Este problema no hallará su solución hasta que todos los hombres acepten participar asumiendo su responsabilidad.

Los seres humanos de buena voluntad tienen una gran responsabilidad: si profundizan y expresan todo el poder de la buena voluntad que se halla en sus corazones y en sus espíritus, ello evocará forzosamente una rápida respuesta de la buena voluntad latente en toda la humanidad. Pues la mayoría de nosotros no somos plenamente conscientes de lo que se puede hacer en la humanidad para el establecimiento de correctas relaciones, por medio de la utilización inteligente e intencional de la energía de la buena voluntad dirigida a través de la Red de Luz de los Triángulos, en la conciencia humana.

El trabajo de Triángulos está plenamente encuadrado en el sendero de servicio mundial. La comprensión individual de su finalidad y la cooperación en la acción e intención espirituales, hacen de cada triángulo un hogar de buena voluntad iluminada en la red, creando la atmósfera espiritual en la que los hombres pueden aprender a vivir juntos en armonía y buenas relaciones. Nos corresponde pues fortificar y extender esa Red de servicio mundial a todos nuestros hermanos humanos.


2. ¿Por qué una Red?

“Una Red provee los indispensables hilos entrelazados o canales, por los que se irradian las energías espirituales de luz y de buena voluntad, invocadas por todos los miembros de Triángulos.”

La Red de Luz y Buena Voluntad es, a la vez, real y simbólica. Expresa en la sustancia mental y etérica, la interrelación existente entre todas las formas de conciencia en el plano físico. Es el símbolo de la unidad espiritual interna y de la relación entre todas las diferentes parcelas de la Vida Una y el Espíritu de Dios.

Para dirigir las energías de Luz y Buena Voluntad a través de los éteres que rodean e interpenetran la tierra y la conciencia humana, es necesario un “hilo conductor”. El canal por el que estas energías espirituales fluyen es creado en la materia mental, por la acción deliberada de un grupo de tres personas, que enlazan por medio del poder del pensamiento, su propio equipo mental al de la humanidad. En el plano mental, el espíritu de los hombres funciona en diferentes niveles de conciencia, y la conexión establecida consciente y deliberadamente en cierto nivel y con un fin determinado actúa. “La energía sigue al pensamiento”, en la medida que la Red esté constituida por hilos vivientes de sustancia mental puesta en actividad por el trabajo de los miembros de Triángulos, a fin de crear un vehículo que permita la circulación y la transmisión de la energía de buena voluntad.

En cada punto de intersección de la Red, un ser humano utiliza su espíritu, dirige su pensamiento e invoca las energías espirituales en beneficio de toda la humanidad. El trabajo en formación triangular es más potente y tiene mayor alcance que el trabajo mental solitario.

El comportamiento externo y las acciones de un hombre dependen de lo que contiene su mente. El plano mental es, en consecuencia, causante y condicionante. La Luz y la Buena Voluntad vertidas dinámicamente a través de la Red de Triángulos, por medio de la actividad mental de sus miembros, actúan en la conciencia humana.

Así pues, a su tiempo, las correctas condiciones causales producirán justos efectos, y la actividad humana reflejará la Luz y la Buena Voluntad que habrán sido vertidas de forma impersonal, sobre el reino humano y puestas así a disposición de cada uno. En consecuencia, la Red es un mediador, un canal para las energías espirituales, y es también un factor causal que impregna los éteres y la atmósfera de la tierra, de correctas disposiciones y actitudes de espíritu y de corazón, las cuales actuarán a través de la conciencia humana para la fraternidad, la participación en las responsabilidades, "ordenadas en libertad” y las correctas relaciones entre los hombres.


3. ¿Por qué un Triángulo?

“El triángulo es una figura geométrica fundamental, el símbolo espiritual de la Trinidad esencial original de la Divinidad. Tres personas pueden trabajar en grupo y constituyen tres puntos focales enlazados, a través de los cuales puede circular la energía espiritual.”

El secreto de la eficacia del trabajo de Triángulos reside en el hecho de que nosotros somos los distribuidores y que todas las energías están en constante movimiento. La energía circula naturalmente. En el momento en que un flujo de energía espiritual se extiende, puede ser perpetuado y acrecentado en volumen y en poder, por impulsos rítmicos. Tres personas actuando juntas con un objetivo común y en el mismo sentido, pueden hacer circular las energías con las que han elegido trabajar. Los miembros de Triángulos trabajan con las energías de Luz y de Buena Voluntad.

Tres es la unidad más pequeña posible para tal circulación de energía, y cuanto más pequeña es la unidad más fácil resulta el formarla y menos difícil el hacerla operante. El trabajo implica el sentido de responsabilidad, pues si uno de los tres miembros falla, la unidad es destruida. Si “A” se retira, “B” y “C” no pueden trabajar en triángulo mientras no hayan reemplazado a “A”. Cada miembro del triángulo es pues muy importante. Si formase parte de una unidad mayor, podría abstraerse de la misma sin mucho inconveniente.

Es imposible tomar caprichosamente las energías espirituales y esperar resultados. E trabajo de Triángulos no puede ser eficaz y válido si no está hecho convenientemente.

Un triángulo constituye una base de trabajo más sólida que aquella a la que la dualidad puede pretender. Encuentra en sí mismo su centro de gravedad y su punto de equilibrio. Esto no solamente es verdadero para objetos concretos como la estabilidad de un triciclo con relación a la de una bicicleta, sino que lo es igualmente para la acción espiritual. Cada religión mundial enseña que Dios es una Trinidad. La Vida de Dios que fluye en y a través de la humanidad, es la Vida Una manifestándose en sus tres aspectos esenciales, estando el hombre mismo nunca mejor descrito que como cuerpo, alma y espíritu.


4. ¿En que consiste la Red?

La Red consiste en hilos de sustancia mental iluminada a lo largo de los cuales circula la energía de la buena voluntad.

Relativamente pocos seres humanos, y ciertamente, ninguna persona capaz de un razonamiento personal inteligente, se contentan hoy con una explicación de la vida en términos de posesión de bienes y beneficios materiales. Lo que se halla detrás de las apariencias y del dominio de las sensaciones es reconocido, aunque todavía sea poco comprendido.

Las relaciones humanas en la vida cotidiana y las responsabilidades tomadas por los hombres para la creación de nuevas y mejores condiciones, dependen enteramente de la escala de los valores humanos. ¿Dónde se pone el acento? ¿Sobre las cosas, los sentimientos, los pensamientos o sobre estos tres elementos integrados en un todo que es utilizado como instrumento para la expresión de las energías espirituales, que viniendo de este universo poco conocido de fuerzas invisibles, entran en contacto con el universo material?

Poco a poco la humanidad aprende, en gran parte gracias a la búsqueda científica, que lo que en el pasado era considerado como de materia densa, es en realidad energía en movimiento. La materia es energía, la luz es energía, el pensamiento es energía, la buena voluntad es una energía expresando el amor de Dios. Así pues, el trabajo de Triángulos es un acto de propulsión de energía, lanzado y vitalizado desde la fuente invisible de poder espiritual, motivado por el amor de la humanidad y el deseo de servir. Desde el más elevado punto espiritual del planeta, hacia el mundo exterior de la vida cotidiana, el flujo de la nueva vida se manifiesta.


5. ¿Cómo se construye?

La Red está formada y mantenida por la acción cotidiana de cada miembro de Triángulos invocando las energías espirituales y empleando el poder creador del pensamiento.

Igual que el escultor modela su idea en la arcilla, los miembros de Triángulos construyen con sustancia mental la Red de luz y buena voluntad. Al principio el escultor crea su proyecto mentalmente. Su presentación exterior toma forma en función a la claridad, belleza y exactitud de su pensamiento y de su habilidad por trasponer su idea a la materia misma.

Cada ser humano está constantemente en vías de modelar y dar forma a la sustancia mental, en una infinita variedad de formas, expresando en cada instante su disposición de espíritu o su emoción. Por la cualidad de su pensamiento, cada ser humano afecta constantemente "la atmósfera" mental en la que vive la humanidad. Las condiciones mundiales son creadas por el pensamiento, tanto como la obra del escultor es creada por su pensamiento.

Ello muestra cuán vital es para el mundo el crear en forma correcta, con materia mental y cuán fuertemente influenciada está la humanidad por sus propias formas de pensamiento. Ello muestra también cuán grande es la tarea que consiste en ayudar a elevar y purificar la atmósfera mental del planeta, y cuán urgente es el trabajo de los miembros de Triángulos en su precisa construcción de la radiante Red de Luz y Buena Voluntad, rodeando la Tierra. La utilización correcta de la energía mental es una forma de servicio para la raza. La Red crea haces luminosos de relaciones espirituales entre seres humanos que viven sobre la tierra. Obra como una red de radio que proyecta rayos de luz de un punto a otro. Para ser eficaz, cada triángulo debería ser correctamente visualizado y una corriente de vida espiritual debería ser enviada con fuerza a través de la Red. El esquema de trabajo está claramente definido en tres etapas simples:

La unión por el pensamiento con los otros dos miembros de cada triángulo, cada día.

La visualización de la luz y de la buena voluntad circulando por los tres puntos de cada triángulo en la Red entera.

La recitación de La Gran Invocación, por amor a toda la humanidad.
Con esta fórmula simple pero potente, la humanidad unida puede utilizar su potencia divina para crear correctas condiciones que permitirán a los hombres vivir en paz.

 

 

 

Red de Triángulos - Principios
 

 

6. ¿Cómo se efectúa el trabajo?

"Cada miembro se une en pensamiento e intención con los otros dos miembros de su triángulo o de cada uno de sus triángulos, y visualiza las energías vivientes de Luz y de Buena Voluntad que circulan del uno al otro. Después dirige el flujo de energía a la Red visualizando claramente la Red mundial de Triángulos de la que el suyo forma parte. Entonces repite concentradamente y con intención la Gran Invocación."

Se ha dicho con frecuencia que el verdadero trabajo que cada miembro de Triángulos debe hacer es de la mayor simplicidad. Parece en efecto tan simple, que su significado esencial y profundamente espiritual es a menudo desapercibido o subestimado.

Llega incluso a suceder que los miembros de Triángulos consideran que pueden acrecentar la eficacia de su trabajo con añadidos o sustituciones de su invención. Una iniciativa tal, aunque sea bien intencionada, no hace más que embrollar y deformar el objetivo del trabajo de Triángulos y disminuye la circulación de energía hacia y a través de la Red de Luz y Buena Voluntad.

En la simplicidad exterior del trabajo, reside su intrínseca eficacia y el medio que le es propio para revelar el bien, la belleza y la verdad.


7. ¿Por qué emplear La Gran Invocación?

El empleo de esta Invocación enfoca y libera las energías espirituales disponibles para la vitalización de la Red entera.

Hay dos fuentes de fuerzas espirituales disponibles para la Red. Son la luz y la buena voluntad de cada miembro del Triángulo. Estas dos cualidades divinas de base, que cada uno de nosotros posee, forman parte de nuestra herencia de “hijos de un solo Padre”, pues “estamos hechos a Su Imagen” y “en Él vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser”. He aquí una verdad profunda y mística.

La religión, por definición y en la práctica, une al individuo con Dios. El principal método de relación en el curso de las edades ha sido la plegaria. Esta ha sido ampliamente fundamentada en la demanda, la súplica, y con mayor frecuencia, para nuestro beneficio, el de aquellos a quienes amamos, el de nuestra nación, nuestra religión, etc. Instintivamente, hemos sido motivados por nuestro interés, para lo que era nuestro o lo que queríamos obtener.

La Gran Invocación que utilizamos cada día en nuestro trabajo de Triángulos, trasciende ese nivel de conciencia interesada de otra manera. No hacemos un triángulo por lo que vamos a obtener. Cooperamos con un servicio mundial para beneficio de la entera humanidad. La impersonalidad caracteriza a los miembros de Triángulos en cuanto a grupo. Hemos comprendido bien que vivimos en una comunidad mundial, en el propio sentido del término y que obramos en conjunto.

Es nuestra fuerza y nuestra seguridad de la realidad de los valores humanos.

La Luz que invocamos al enunciar La Gran Invocación, “se derrama en el espíritu de los hombres”, de todos los hombres, no solamente de nuestros amigos o de nuestra nación. El amor que invocamos, se vierte en el corazón de los hombres, de todos los hombres. El amor y la luz del Plan de Dios tocan a la humanidad en cuanto a grupo o centro de la vida divina.

La Gran Invocación es una plegaria desinteresada, impersonal y universal. Cuando la enunciamos, actuamos como miembros de la familia humana, formando parte de la “Vida Una”, y buscando el bienestar de todos los hombres, por todo el mundo. Por su utilización cotidiana, llegamos a ser verdaderamente y más de lo que lo hayamos sido jamás, “los hijos de un solo Padre”.

Más especialmente, esta Invocación utilizada por los miembros de Triángulos, aporta y vierte a través de la Red sobre la humanidad, esta fuerza divina esencial que debe estar presente para que nuestros esfuerzos no sean vanos. La buena voluntad es la expresión, en el corazón humano, de la divina Voluntad al Bien. Asegura el éxito del Plan de Dios para el hombre. La buena voluntad que hay en nosotros construye la Red y se alimenta de ella. Entonces invocamos la Voluntad de Dios de lo que es bueno y acorde con Su Plan. Cooperamos en el Plan de Dios y, por nuestra acción, la buena voluntad se vierte en los corazones y los espíritus de los hombres, de forma creciente y continua.

 

8. ¿Cuál es el motivo de nuestra adhesión a los Triángulos?

El motivo no es el beneficio personal, sino el servicio al mundo.

Nuestra cooperación con el trabajo de Triángulos es un servicio para la humanidad. No formamos triángulos para nuestro beneficio personal o nuestro confort, sino para crear una Red a través de la cual las energías divinas de Luz, Amor y Poder, se viertan en los espíritus y los corazones de todos los hombres, en todas partes.

Por este trabajo, recibimos y damos; lo cual es el verdadero sentido del servicio. Se ha dicho que el ideal más elevado es el servicio, y toda la historia atestigua que los seres verdaderamente evolucionados consagran su vida al servicio de su prójimo. En este trabajo de Triángulos jugamos, lenta y discretamente, nuestro papel en la elaboración de la historia, en un punto crucial de la evolución espiritual de la humanidad.

Cada miembro de un triángulo, motivado por el amor a su prójimo, es una central de luz espiritual. Esta luz es trasmitida a través de la Red mundial creada por nuestros esfuerzos conjuntos; ayuda a disipar los núcleos sombríos que tanto oprimen a la familia humana. Esta luz espiritual ayuda a crear el clima mental en el cual las cuatro Libertades florecerán en cada hombre que reconocerá a su hermano en su prójimo: el clima en el que se edificará la nueva civilización encarnando lo bueno, lo verdadero y lo bello.

Tal es el Plan al que servimos y, haciéndolo, ayudamos a restaurar el Plan en la Tierra.


9. ¿Cómo crece la red: a) en cantidad, y b) en calidad?

a) Cada miembro tiene la responsabilidad de interesar a otras personas de buena voluntad y formar nuevos triángulos para fortificar y desarrollar la Red.

b) El poder magnético e irradiante de la Red depende de la parte de contribución espiritual que cada triángulo aporta al conjunto. Esta parte depende, a su vez, de la asiduidad de trabajo de cada miembro de Triángulos.

La Red de Luz y de Buena voluntad rodea al mundo. Cada miembro de Triángulos es un punto viviente de luz en esta Red. Establece además, lazos espirituales y magnéticos con cada miembro de Triángulos, y reconociendo este hecho de base, se percibe a sí mismo como parte del grupo mundial, dedicado al servicio de la humanidad. Las fuerzas espirituales operan a través de la familia humana, lo reconozcamos o no, pero si decidimos cumplir con nuestro rol de servidor espiritual, es indispensable que reconozcamos la realidad de estas fuerzas espirituales y que aprendamos a manejarlas por el poder de nuestro pensamiento. Es pues, de la mayor importancia, para el futuro del trabajo, que cada miembro comprenda claramente y se dé perfecta cuenta del significado del trabajo de Triángulos.

Veamos ahora la pregunta: ¿Cómo crece la Red en cantidad y en calidad? Una sola persona en medio de millares de personas esparcidas por el mundo, puede participar verdaderamente en el gran esfuerzo espiritual mundial, pero la asociación formada según los métodos que preconizamos, le permite crear un lazo especial con dos personas más. Este lazo, cuando es conscientemente recreado cada día, produce un punto focal de luz y una potente central de Buena Voluntad, lo cual trasciende la suma total de lo que podría ser cumplido por las mismas tres personas trabajando aisladamente.

Es pues evidente que la extensión de la Red de Luz y Buena Voluntad en el cuerpo de la entera humanidad y en todo el mundo, depende de la creación de nuevos triángulos. Esto significa que todo miembro de Triángulos llega a ser natural y alegremente sensible, en sus contactos cotidianos con su entorno, a una similitud de estado de espíritu y a una posible cooperación con otras dos personas susceptibles de compartir con placer su propia experiencia de Triángulos. Los Triángulos han sido formados por todas partes en el mundo de forma natural y espontáneamente y no dentro del espíritu de una propaganda sectaria, ni bajo la conducción altamente organizada de sus miembros.

Cuando un individuo se une a Triángulos bajo el solo pretexto de no querer rechazar a sus amigos, esto no significa generalmente gran cosa y, en lugar de reforzar el trabajo, es un punto débil que se halla introducido en la Red. La Red crece en cantidad por la formación de nuevos triángulos de personas realmente interesadas por el progreso espiritual y que asumen con alegría, el trabajo cotidiano requerido. El crecimiento de la Red no es ni una deuda ni un deber. Es la expresión espontánea de nuestra propia apreciación de su valor y de nuestro deseo de acrecentar el servicio de la Red en el mundo. Los triángulos así formados tienen la cualidad fundamental indispensable al verdadero trabajo espiritual. Esta cualidad es aportada y mantenida por cada triángulo individual para que cuando tres personas trabajen de esta forma, los efectos sean inevitablemente acumulativos.

La potencia espiritual y la cualidad magnética que afluyen a través de la Red entera, están en acción constante. Ellas no cesan ni remiten, haciendo cada miembro de Triángulos aquí o allá, su trabajo cotidiano. Es una constante circulación de potentes energías espirituales de buena voluntad y de sustancia luminosa. Desde el momento en que es creado un triángulo sincero e inteligente y éste trabaja, el proceso entero es acrecentado y vitalizado, siendo cada triángulo, en todas las partes del mundo, reforzado y ayudado, aproximándose así al verdadero objetivo de Triángulos.


10. ¿Cómo es mantenido cada Triángulo?

Los miembros de un triángulo mantienen entre ellos relaciones por e-mail o, si es posible, mediante contacto personal, a fin de asegurar que su triángulo permanece como una unidad activa de la Red.

Como todos sabemos, la fuerza y el valor de la Red de Triángulos son creados y sostenidos por el trabajo de cada miembro. Es nuestra acción lo que le da realidad. Si somos varios miles en el mundo (se refiere a la Red Mundial), nuestro esfuerzo por ayudar a los hombres en todas partes, es potente y eficaz.

La característica del trabajo reside en su base de acción triangular. Actuamos de tres en tres. Estos grupos triangulares, por su acción correcta, llegan a ser un punto luminoso en la Red mundial de Luz y Buena Voluntad. Tenemos pues interés en reconsiderar la forma en que estos puntos focales de energía de luz funcionan.

Los triángulos en los que trabajamos deben ser triángulos obrando actualmente como una unidad. Cada miembro de un triángulo debe contactar con los otros dos miembros y ser consciente de su acción conjunta. Cuando un miembro falla, perjudica a los otros dos. Lo importante es el trabajo del triángulo, el trabajo sostenido de tres personas.

Esta actividad triangular y la Red que de ello resulta, es un trabajo claro, potente, mental. Cada día, contactamos por medio del pensamiento con los otros dos miembros, reconociendo la identidad de nuestro fin común. Cada triángulo llega a ser un punto brillante de luz y cada uno de nosotros, como individuo, “se pierde en esta luz”. El triángulo funciona entonces como una estación de luz en la Red.


11. ¿Quién puede llegar a ser miembro?

Todos los hombres y mujeres inteligentes y de buena voluntad del mundo entero, sin distinción de raza, color, religión, casta o ideología son invitados a servir en la Red de Triángulos.

La esperanza de la humanidad reside en cada uno de nosotros, en la forma en que vivimos cotidianamente y en la cualidad de nuestras relaciones humanas. Nuestro problema y el problema de la humanidad son un problema de relaciones: con los pensamientos, las ideas, las cosas y, particularmente, con los demás. Cuando resolvemos nuestras relaciones, resolvemos nuestro problema.

Con nuestra zona de influencia limitada, nuestro papel en el gran despliegue de los acontecimientos humanos parece insignificante, tanto, que no nos apercibimos de la medida y la realidad de nuestra relación con nuestro propio universo. Esta relación correctamente motivada resuena, limpia y extendida, en la luz y la buena voluntad hasta incluir la mayor comunidad de razas, grupos y naciones, imprimiendo una nueva visión en la familia humana. Estimula la posible realización de una comunidad de hombres y mujeres unidos a pesar de las numerosas diversidades en las formas de pensar, de vivir y de cohabitar en co-asociación.

En la confusión y las perplejidades del mundo entero, la Red de Luz y Buena Voluntad está fuertemente anclada en la conciencia de la humanidad. Es una Red de hombres y mujeres de Buena Voluntad, de todas las razas y creencias, unidos en los Triángulos de correctas relaciones y de servicio. Quienes se unen a Triángulos, lo hacen porque son sensibles a las condiciones mundiales y a las necesidades de la humanidad. En una mejor comprensión del fin y en una buena voluntad unificada en el seno de los pueblos de la tierra, se hallan los cimientos de la nueva comunidad mundial.

 

12. ¿Son los Triángulos un movimiento religioso?
 

La actividad de Triángulos no se ata ni limita a ninguna de las grandes religiones mundiales. Es una empresa espiritual universal en la que participan personas de todas las creencias.

En esta pregunta y su respuesta podemos hallar una distinción entre lo que es “religioso” y lo que es “espiritual”. Los Triángulos no son un movimiento religioso sino un proyecto espiritual, en tanto que incluyen a todas las creencias religiosas. El “espíritu” es la esencia misma de la Vida Divina de Dios. La “religión” es una forma creada por el hombre para contenerla y expresarla.

Los miembros de Triángulos viven y sirven en todos los países del mundo; cumplen su papel nacional y racial, adoran al Dios único bajo el nombre que les es familiar. La riqueza y la eficacia del trabajo residen en la amplia distribución de los miembros por el mundo. Todos son incluidos y todos los hombres son alcanzados y tocados por la Red.

Los Triángulos son pues un instrumento para la creación de la unidad humana y la correcta relación entre el mundo espiritual y el mundo material: un vehículo para la circulación de la Luz y la Buena Voluntad, y para la restauración del Plan.

"Todo trabajo es espiritual si sus motivos son correctos”. Las fuerzas espirituales del bien trabajan en silencio, en los niveles etéricos, franqueando las fronteras a pesar de todos los obstáculos. En este proceso, en cuanto a miembros de Triángulos, cualquiera que sea nuestra creencia, hemos tomado nuestro lugar y, desde el mismo, servimos al Plan.
 

 

   Documentos digitales para descargar aquí y ahora                                             

Para descargar Boletines de Triángulos en español y portugués clique AQUI
 


 

Envía tus apellidos y nombres completos + ciudad de residencia + tu país al e-mail.

[email protected]
 

Esto es para asignarte un triángulo si no tienes compañeros, avisa de esta circunstancia. Si ya participas en algún Triángulo envía tus datos y los de tus dos compañeros solicitando que tu Triángulo sea inscripto en la Red de Triángulos. Se le asignará un número a tu Triángulo.

 

 

   Otros Enlaces                                                                                                              

 

 

                                                                                                                                          

 


Un espacio de trabajo y servicio para hombres y mujeres de Buena Voluntad 

de Argentina, Brasil, Uruguay e Iberoamérica toda

<<< Principal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<<< Volver a página principal

 

 

 

 

El triple Proyecto Jerárquico

 

 

Un Triángulo de Poder Espiritual en el Cono Sur

Argentina, Brasil y Uruguay...

 

 

Vicente Beltrán Anglada

Biografía 

dd

En Español >>>

aa

Em Português >>>

 

 

 

21 conferencias de V.B.A. en Barcelona

Las charlas dadas a los grupos esotéricos de España listas para descargar en tu disco...

 

 

 

50 conferencias de V.B.A. en Argentina

Las charlas que Vicente dió a traves de su recorrido por toda la Argentina, listas para bajar a tu computadora

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Correo a: Sabiduría Arcana.org

Para pertenecer a la Lista de envíos [Sabiduría Arcana] solo tienen que enviar un correo
o mail a:
sabi[email protected] y automáticamente estarán dentro


 

 

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares